Anchoas a la cazuela

En primavera empieza la temporada de la anchoa, que se alargará durante todo el verano. Si el tiempo es propicio, las pescaderías se llenarán de este delicioso pescado azul. Una forma de prepararlo es con una de las recetas de nuestra abuela: las anchoas a la cazuela.

La cazuela de barro nos permite una lenta cocción, conservando de ese modo todos los sabores y olores de los ingredientes que estemos cosinando. El resultado es un plato mas jugoso, una delicia para el paladar.

 

Ingredientes

– 800gr anchoas frecas
– 250ml aceite de oliva
– 2 dientes de ajo
– Guindilla (al gusto)
– ½ vaso de vino blanco seco
– 1 cucharada de vinagre
– Perejil fresco
– Sal

anxoves-cassolafoto per Aymee Buckhannon

Preparación

Limpiamos las anchoas: les quitamos la cabeza y la cola. Las abrimos por el dorso y les quitamos la espina central. Las lavamos bajo el grifo para que suelten toda su sangre. Escurrir, sazonar y reservar.

En una cazuela de barro doramos los dientes de ajo con el aceite de oliva y la guindilla al gusto.

Añadimos las anchoas y dejamos cocer.

Cuando estén bien cocidas, añadimos el vino blanco junto, el vinagre y el perejil picado. En este punto de la receta es importante remover un poco las anchoas para que no se peguen a la cazuela.

¡Buen provecho!

 

 

*Consejo del chef: Servir en la mesa directamente con la misma cazuela con la que hemos cocinado. Ésta mantendrá el calor durante mas tiempo.

 


 

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *